fbpx

Los coches y la radiación solar

Cada vez nos enteramos de los prejuicios que le hace la radiación solar a nuestra piel, y cada vez son más y más los productos que salen para cuidarnos. Los coches y la radiación solar, tienen también la misma relación tóxica. La radiación le hace mucho daño a la capa externa de nuestros autos y también en el interior. Se han buscado muchas soluciones al respecto, pero algunas han fallado. Es por eso que en este artículo te vamos a hablar al respecto.

Los coches y la radiación solar

La radiación solar afecta a nuestro coche, no sólo por las elevadas temperaturas sino también debido al efecto de los rayos ultravioleta. Ellos son el principal factor de envejecimiento cuando exponemos nuestro vehículo al sol.

En nuestro país y en el mundo entero la temperatura ha aumentado. En sitios donde no se necesitaba el aire acondicionado, ahora es impescindible. Se superan en algunos los 40 grados y la gran mayoría de los estados y recomiendan a los ciudadanos tener precaución. Además de a las personas, el sol y el calor afecta también a los coches, ya que la exposición a la radiación solar y el calor extremo de muchos de los componentes de nuestro vehículo tiene una consecuencia clara: envejecimiento prematuro. Las primeras partes afectadas por el paso de las horas bajo el sol serán aquellas que se encuentren en el exterior o directamente expuestas, como la pintura, las molduras y gomas, los faros y pilotos y el salpicadero y la bandeja trasera.

La pintura se ve atacada por el sol y sufre la pérdida de brillo y/o de color. Los colores que peor sufren su exposición al sol son rojo, amarillo, negro y blanco. Es muy habitual que los rojos tiendan convertirse en rosas, los amarillos acaben beige y los blancos pierdan el brillo con el que salieron de fábrica.

Los faros y los materiales plásticos, también tienen una factura que pasarnos por estar expuestos al sol. Las micas de los faros delanteros pierden su brillo y, lo más importante, tienden a volverse opacas, lo que impide que la luz de nuestras bombillas ilumine correctamente la carretera. Las intermitentes pierden color y pasan de rojo y naranja a blanco. Esto ocasiona no se verá adecuadamente, además de que no señalizaremos de forma correcta.

Además, los nuevos y complejos sistemas, los componentes electrónicos como los procesadores o, incluso, las pantallas necesitan de ambientes óptimos para su funcionamiento, y no son los 60 grados (en ocasiones más) que puede haber en el habitáculo de nuestro coche al sol. Quizá el sistema de tu coche tenga una programación de seguridad que lo apague o quizá no. Este es un problema que las marcas tratan de solucionar con disipadores y espacios en el salpicadero para evacuar el calor.

En fin, la radiación y los coches no pueden estar en contacto. Lo mejor es mantenerlos aislados y para ello nada mejor que las fundas calidad DuPont, de FEEPER. Las tenemos para todos los modelos de autos, y de motos. ¿Ya nos conoces? Nos sentimos muy satisfechos de ser los mejores del ramo.